Pisteando al Montemayor

Distancia 37,9 kmDesnivel positivo 991 m
Tiempo en movimiento 3:04IBP 75
A principios de Abril El Perro Verde BTT realizó una ruta por la Calderona, partiendo desde la localidad de Gátova.
Descanso en la subida
Descanso en la subida
La ruta nada más empezar ya apunta maneras, debiendo subir doscientos metros en poco más de un kilómetro. Pero la verdad es que en un día de frío merece la pena que las rutas comiencen así. Desgraciadamente no es el caso. Hace un día de bastante calor, pese a que a medida que avance la mañana empezará a nublarse hasta el punto de que parece llegar a chispear.
Llegando al Alto de la Calera
Llegando al Alto de la Calera
Tras la primera de las cimas del día se abre ante nosotros una pista perfecta para ir a toda velocidad. Llaneando durante seis kilómetros y luego bajando suavemente hasta el Corral de Mosen Jaime. Es uno de los tramos que más rápidos recuerdo haber recorrido. Tanto que tenía problemas a la hora de guiarme con el GPS puesto que no me daba tiempo a fijarme en los desvíos que hacía la ruta sobre el camino principal. Además había zonas donde en la pista se había acumulado gravilla, lo que daba al momento más intensidad. Una frenada un poco más intensa de lo necesario o una curva trazada demasiado cerrada podían provocar una caída.
Subiendo
Subiendo
Desgraciadamente se acaba la diversión en el kilómetro trece y llega el momento malo del día. Con un calor sofocante, la subida por el Camino del cerro de las Mulas es insufrible. No es sólo que esté demasiado inclinado, que lo está, sino que el firme es demasiado accidentado como para ir cómodo. Y eso no es lo peor de todo… Si en algún momento pones el pie en el suelo vas a estar andando un buen rato hasta encontrar un lugar donde poder subir de nuevo a la bici.
El almuerzo
El almuerzo
Aprovechando la sombra que nos proporcionaba las paredes de un establo en ruinas almorzamos en unos veinte minutos. El Montemayor estaba esperando. Estábamos en la cúspide de la pista, así que llegar hasta la carretera fue muy fácil. En el kilómetro 18 entramos en la carretera CV-245, en el tramo que va desde Alcublas hasta Altura. De todos modos, sólo iremos por ella durante 1.500 metros. ¡Pero vaya tramo! Es una subida constante hasta una pista cementada que alcanza la caseta forestal de la cima, a 1.016 metros de altitud. De hecho, el tramo de cemento hasta la cima se hace de forma bastante más cómoda que la carretera.
En el Montemayor
En el Montemayor
Tras cientos de fotos en la cúspide, toca bajar de nuevo a la carretera para inmediatamente entrar en el Camino de la Murta. Siempre hay imprevistos en todas las rutas, pero esta vez fue de traca. Un hombre que venía con nosotros por primera vez pincha. Lo malo es que lleva una cubierta tubeless. Intentamos inflarla un poco más, pero vemos que puede que siga perdiendo aire, así que decidimos poner una cámara en la cubierta… ¡Pero nos resulta casi imposible destalonar la rueda! ¿Tan bien está pegada?
Arreglando el pinchazo
Arreglando el pinchazo
Cuando por fin conseguimos abrir la cubierta descubrimos con asombro que la rueda ya lleva puesta una cámara, imposible de quitar porque esta pegada a la cubierta. Llegamos a la conclusión que alguna vez pinchó, puso una cámara, se olvidó y ha acabado por fusionarse con la cubierta. Imposible. No logramos quitarla. Volvimos a dejarla como estaba, inflamos y sólo nos quedó en confiar que el líquido antipinchazos funcionase. ¡Qué menos que saber que ruedas llevas!
Cerveza tras la ruta
Cerveza tras la ruta
Y para colmo, muy poca distancia después, Víctor sufrió una aparatosa caída que le provocó varios roces por todo el cuerpo, especialmente una herida bastante aparatosa en la pierna. La cubrimos con varios apósitos y algo de venda, pero dolorido como iba aún quedaban diez kilómetros para llegar a Gátova. Por supuesto, entre tanto contratiempo y la caída de Víctor, la última parte de la ruta, la subida al pico del Águila no la hicimos. Pero salió una ruta bastante apañada de 37 kilómetros.

Valoración de la ruta

La ruta no tiene dificultad técnica alguna. Todo son pistas en perfectas condiciones, excepto en algunas cuestas localizadas en el camino de las Mulas donde directamente tuvimos que subir algún pequeño tramo andando debido a que no podíamos con la pendiente. Podríamos decir que es una ruta ideal para gente que empieza a ir en bici de montaña y tiene buena forma pero poca técnica, o habituales de la carretera que quieran salir un día del asfalto.
Puntuación de la ruta:
Cuatro estrellas
PuntosPuntosPuntosPuntosPuntos
Dificultad física:
Tres pedales y medio
PuntosPuntosPuntosPuntosPuntos
Dificultad técnica:
Medio pedrusco
PuntosPuntosPuntosPuntosPuntos
Paisajes:
Tres carrascas
PuntosPuntosPuntosPuntosPuntos
Peligrosidad:
Un hueso roto
PuntosPuntosPuntosPuntosPuntos

Las fotos del día

Un comentario en «Pisteando al Montemayor»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *