Camisetas

Por nuestro compañero Alberto Domínguez

No necesitamos demasiadas excusas para hacer camisetas. De las ideas más absurdas o de cualquier conversación puede salir un diseño sorprendente.

Estas son las camisetas que han salido hasta ahora:

Mai espaiet

Diseño de la camiseta «Mai Espaiet»
Diseño de la camiseta «Mai Espaiet»

Esta fue nuestra primera camiseta. La idea surgió durante la comida de despedida de la segunda temporada. En ella, entre mucha más sangría de la recomendable, llegó a nuestros oídos que a un grupo de mujeres, expertas en esto de dar pedaladas entre pedruscos, no les apetecía salir con nosotros porque íbamos… Como decirlo sin que suene humillante… Bueno, en resumidas cuentas, que vamos muy lentos. Según ellas, claro, porque no nos podemos comparar con campeonas de España de BTT.

El caso es que dijimos que ante los demás, nosotros siempre iríamos veloces como rayos. Al menos de palabra. Y de ahí surgió un motto que ya casi se ha convertido en el lema no oficial del grupo: Nunca despacio. O en un valenciano nada académico, mai espaiet.

Y entonces, tras los postres, mientras pedía la última jarra de sangría, la de antes de los cafés, se me ocurrió la idea. El perro de nuestro isologo —Que por cierto, tiene nombre. Se llama Bicicleto— rampante, atravesando una corona triunfal y sobre una cinta de oro con el lema. Parecía una idea loca, pero esa misma tarde, con la borrachera ya convertida en resaca me puse a darle forma con un resultado… Singular.

El resultado me gustó lo suficiente como para ir la semana siguiente a una tienda de estampación de camisetas y lucirla orgulloso por ahí.

Descarga el diseño «Mai Espaiet» en formato vectorial

Bueno, también podría decir «Más lentos que una burra reumática», «Más quemao que el Vespino de un hippie» o «Con más miedo que un comunista repartiendo panfletos en la puerta de El Pardo».

Diseño cuadrado

Diseño cuadrado de El Perro Verde BTT
Diseño cuadrado de «El Perro Verde BTT»

¿Quién no necesita hoy un logo cuadrado? Para poner de avatar en el Facebook, en el Twitter, como imagen del grupo de Whatsapp, para hacer un cuño de documentos… ¡Y para hacer camisetas!

A la hora de trazar este logo mis indecisiones me sacaron totalmente de quicio. ¿Ponemos sólo el nombre del grupo o la dirección de la web? ¿Los trazos del dibujo se verán bien en un formato pequeño o tendré que hacer además una versión simplificada? ¿Por qué un perro lo suficientemente inteligente para tirarse con una bici ladera abajo no lleva casco?

Al final, como ni soy dibujante, ni pintor, ni diseñador no le dí demasiadas vueltas. Así se quedó. Y cuando me enteré de lo que vale hacer un cuño a partir de una imagen, no creo que vuelva a cambiarse demasiado.

Descarga el diseño «cuadrado» en formato vectorial

Amores Perros

Diseño «Amores Perros»
Diseño «Amores Perros»

Esta es, por ahora, nuestra última locura. Y como no podía ser de otra manera, también surgió delante de una jarra de cerveza.

Fue en la primera ruta de nuestra tercera temporada, en la que hicimos el recorrido de Sagunto, el barranco del Codoval y Quartell. Durante el almuerzo estábamos comentando lo bonito que es el amor a golpes de pedal. Enamorarse montado en bici, definitivamente, está de moda.

Y en esas que se me ocurrió otra idea loca. Tomando como modelo el diseño de «Mai Espaiet», hacer otro pretendidamente cursi y petardo desde su origen. Doy fe que llegué a la meta que tenía en mente.

Nuestra mascota, Bicicleto Montañoso, saliendo de un corazón atravesado por una flecha, y debajo del motivo principal, el lema «Amores Perros» en una tipografía cursi hasta el punto de ofender, sobre un lecho de patatas paja corazones multicolor.

Diseño «El Perro del Amor»
Diseño «El Perro del Amor»

En el tintero se quedó parte de la idea original: El perro en realidad era un perro-ángel, con sus alas y su corona en forma de aro dorado. Y saltaba sobre un lecho de rosas. Pero mi habilidad nula para el dibujo me advirtió que era el momento de parar. Además, las rosas le hubieran pinchado las ruedas.

Lo más sorprendente es que hice el diseño intentando llegar a un motivo lo más repipi posible, lleno de lugares comunes (por amor de Dios, corazones atravesados por flechas… ¿Qué es esto? ¿Una canción de Karina?) y me consta que ha habido gente maravillada con el resultado. ¡Hay gente pa tó!

Descarga el diseño «Amores Perros» en formato vectorial
O su variante «El Perro del Amor»

Cremaet d’Or

En plena faena de idear una camiseta para celebrar la navidad, se me ocurrió poner en el pecho una medalla conmemorativa a nuestro grupo, basada en la idea de parodiar o inventarse un premio o una orden nueva, como la Nobilísima Orden de la Jarretera Nacional III, Los Caballeros de la Orden del Tostón de Oro o la Santa Hermandad Trialerista de San Damián el Circunspecto.

Diseño Cremaet d'Or
Diseño Cremaet d’Or

Pero luego me acordé de unos premios típicamente valencianos que tienen un componente —no sé bien definirlo— entre castizo, kitsch y profundamente hortera que son las condecoraciones falleras de los Bunyols d’Or. Por ahí iba bien, había que tirar del hilo… ¿Y por qué no hacer un premio en honor de Rafa, nuestro insigne Dr. Quemadito? ¡Ahí estaba la idea! ¡El Cremaet d’Or al mejor grupo!

La idea, más simple imposible. En una especie de medalla conmemorativa dorada se muestra un vaso carajillero de generosa mezcla del que sale una llama. La medalla tiene circunscrito el nombre del premio y el nombre del grupo, y ya, como colofón, dos cintas con los colores verde y gris claro del logotipo del grupo.

Perfecto para estampar en pequeñito en la parte del pecho. Discreto a la par que elegante y profesioná.

Descarga el diseño «Cremaet d’Or» en formato vectorial

Bicicleto el erizo

Hace muchos años, cuando los dinosaurios dominaban la tierra… Bueno, hace años, pero no tantos. Digamos que cuando Sara Montiel no había llegado aún a su edad de jubilación yo, como tantos otros niños, por tradición —y por no cabrear a la abuela— tomé la comunión. Y sí, hubieron regalos. El típico marco de plata que acaba guardado en un cajón, el misal, un rosario que brilla en la oscuridad, ese libro de fotos que al abrirlo suena una música que gana en chunguez a una sesión de Pont Aeri pasado de pastillas… Y como no, ese descomunal cirio con una bombilla imitación llama para lucir en la procesión del Corpus. Vamos, regalos que como podéis suponer son el no va más a la hora de ilusionar a un niño de ocho años. ¿Quién sería el primero en regalar un tenedor, una cuchara y un cuchillo con las iniciales grabadas? ¿Acaso alguien lo ha llegado a usar alguna vez? ¿Por qué no unos cubiertos de campamento que sí es algo útil y muchísimo más barato?

A lo que iba. Entre tanto regalo absurdo que no ilusiona ni al que lo regala ni al que lo recibe y se hacen porque «es lo que toca» sí hubo uno al que saqué partido. ¡Una consola de videojuegos! Una maravillosa Sega Master System que si en 1993 ya estaba desfasadísima y prácticamente extinta, hoy en día podría donarla al museo de informática de mi antigua facultad.

Aquellas tardes de domingo sin preocupaciones, de Cola Cao y galletas jugando a la consola se pasaban volando. Especialmente con un juego que me encantaba: El de Sonic el erizo. Hoy en día sólo con sacar el móvil del bolsillo puedes convertirte en un francotirador infiltrado en las líneas enemigas. Antes te tenías que pasar un buen rato montando cables detrás de la tele para manejar un erizo azul mutante que tiene que evitar caer encima de pinchos dando saltos. Dicho así no tiene demasiado aliciente, pero hace 23 años era la leche.

Y claro, cinco lustros más tarde llega la nostalgia —ese sentimiento tan peligroso— y te preguntas: ¿No sería una buena idea parodiar ese concepto a la hora de diseñar una camiseta? Pues habrá que intentarlo.

Esta es la imagen de partida:

Imagen de partida
Imagen de partida

Tras mis propias indecisiones, el diseño ya empezaba a tomar forma:

Y finalmente el resultado:

Diseño acabado
Diseño acabado

Descarga el diseño «Bicicleto el erizo» en formato vectorial

4 comentarios en «Camisetas»

  1. ¡Muy bueno! Lo de «Con más miedo que un comunista repartiendo panfletos en la puerta de El Pardo», es sencillamente genial.
    ¡Bravo, Alberto!

    ¡Y muy pronto llegarán las nuevas equipaciones!

  2. Alberto, el último diseño de con Bicicleto Montañoso será el de la próxima camiseta que me haga.
    ¡Bravo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *