Tarjeta de nacimiento

Por nuestro compañero Alberto Domínguez

Como José Vicente va a tener un hijo, algunos de los integrantes del grupo, a sus espaldas, hemos decidido hacer un pequeño regalo y dárselo junto a una tarjeta de felicitación en la que escribiremos los interesados.

El problema viene cuando ha llegado la hora de comprar la tarjeta. Tras cinco kioskos, dos papelerías y alguna copistería, la esperanza de encontrar una tarjeta que nos guste se diluye. Todas cortadas por el mismo patrón. Increíblemente cursis y despersonalizadas. Ositos de peluche, carritos y extremidades de bebés recién nacidos.

Y como en tantas ocasiones, si no te gusta lo que ves, puedes intentar crear algo mejor.  La tradicional metáfora de la cigüeña trayendo al niño en el pico está muy manida, pero podemos añadirle cosas… ¿Qué tal si además lleva una bici atada a una de las patas? Podría resultar.

Manos a la obra

Tras buscar mucho por Internet encontramos una ilustración de cigüeña y de bicicleta que podría valer. Tras retocar el ave para que una de sus patas parezca que cuelga por el peso de la bici, vectorizamos los diseños, dibujamos una cuerda que una los dos motivos y coloreamos.

La tipografía también tuvo sus momentos de incertidumbre. Debíamos elegir una que fuese legible, alegre y desenfadada, pero sin pasarse. Y huir como de la peste de tipos caligráficos o que imiten la escritura de niños.

Y ya por último un fondo adecuado. Así que tras mucho buscar, el papel pintado de la habitación de Andy en Toy Story encaja perfectamente en la ilustración. Y así queda el resultado:

Parte delantera de la tarjeta
Parte delantera de la tarjeta
Parte trasera de la tarjeta
Parte trasera de la tarjeta

Descarga el diseño en formato vectorial.

3 comentarios en «Tarjeta de nacimiento»

  1. Gran trabajo, Alberto. Ayer José Vicente se llevó una gran sorpresa y doy fe que se emocionó y mucho. Que siga la manada.

  2. Quiero dar públicamente las gracias a todos aquellos que habéis participado en este detalle.
    Desde luego fue un detallazo que me emocionó.
    Nos vemos pronto dando pedales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *