Para recuperar… ¡Gazpacho manchego!

Por nuestro compañero José Enrique Martín

Presta atención porque lo que se va a revelar en esta página es uno de los secretos más codiciados del club. Apunta o imprime esta información rápidamente, pues puede que pronto nos arrepintamos de haberlo hecho público. Vamos a describir el secreto del éxito del día que organizamos la subida a la Minga y su posterior festuqui en el vivero de Alicia…

La receta del gazpacho manchego de José Enrique para ciclistas de montaña

Los ingredientes (para cinco personas) son los siguientes:

  • Dos paquetes de tortas de gazpacho
  • Medio pollo sin piel cortado a trocitos pequeños
  • Tres hígados de pollo
  • Un cuarto de conejo cortado a trocitos pequeños
  • Media cabeza de ajos
  • Un bote de tomate troceado de medio kilo
  • Un bote de robellones en conserva
  • Una o dos guindillas
  • Pimentón de la vera
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Una ramita de tomillo, o tomillo molido

Para llegar a buen puerto hay que seguir estos pasos:

  1. Poner un buen chorro de aceite en una paella o recipiente típico de gazpacho, freír muy frito el pollo y el conejo. A última hora añadir los higadillos, que tardan menos en freírse.
  2. A continuación freír los ajos cortados a trocitos y los robellones. Añadir la guindilla troceada.
  3. Echar una buena cucharada de pimentón e inmediatamente el tomate para que no se queme el pimentón. Que se haga un buen sofrito con todos los ingredientes y añadir agua hasta que cubra las piezas de carne. Debe hervir media hora como mínimo a fuego lento, añadiéndole la ramita de tomillo.
  4. Es el momento de poner la sal e ir probando. Tendrá que ser en bastante cantidad ya que no le hemos puesto sal a ninguno de los ingredientes anteriores. Al probarlo, debes tener la sensación que casi te has pasado con la sal, ese será el punto. Si no está muy gustosa, dejarla que hierva un ratito más para que saque todos los sabores.
  5. Ya se habrá rebajado bastante el nivel de caldo en la paella. En ese momento añadir un vaso de agua para romper el hervor, retirar la ramita de tomillo y echar los paquetes de torta de gazpacho. Remover bien para que se empapen y que hiervan a fuego lento unos 10 minutos.
  6. Debe quedar el gazpacho jugoso y con un poco de caldito, que luego se lo chupará los 5 minutos de reposo. Si quedase muy seco, añadir tranquilamente un poquito de agua por encima.
  7. Retirar del fuego y que repose 5 minutos.

Y ya está. Bon profit!

No olvides que…

  • El secreto tanto del gazpacho como el de una buena paella es que la carne este bien frita y que cueza todo durante mínimo media hora. Si es una hora mejor todavía.
  • El vino propio para el gazpacho debe ser de denominación de origen Manchuela, y preferiblemente de uva bobal.
  • No es conveniente añadir las tortas de gazpacho cuando el caldo esté muy caliente porque no quedarán los trozos enteros, por eso hay que añadir el vaso de agua para romper el hervor antes de echarlas.