Archivo de la etiqueta: Porta Coeli

Rebalsadors, 23 de Enero de 2016

El Perro Verde BTT vuelve a  la Sierra Calderona, y esta vez  el objetivo será el mirador de Rebalsadors. La ruta partirá  desde la estación de metro de Bétera, y pasará por el Cami dels Susers y el del Campillo, entre la Font de l’Abella y el Barranco de la Font del Marge. Pasaremos  cerca de la Font del Berro y  Penyes Amargues, donde nos desviaremos por el Camino de Tristán para culminar el ascenso. El descenso lo haremos por este mismo camino  y por La Prunera, y nos desviaremos un poco antes de llegar a Serra  por el Barranco de Potrillos.  Una vez abajo, nos dirigiremos al Llano de Lucas o explanada de Porta Coeli, para por  las carreteras CV-331 y CV-333,  bajar  nuevamente a Bétera. En total casi 50 kms. y más de 800  metros de desnivel.

Sigue leyendo la planificación de la ruta

L’Oronet, 21 de Noviembre de 2015

Después de la magnífica ruta realizada el pasado sábado por la  vertiente sur de la Sierra de Picassent y Llombai,  volvemos a la Sierra Calderona, esta vez para acometer el ascenso al alto de L’Oronet.

Será una ruta de unos 47 kms. de recorrido,  el cual tendrá su inicio en Bétera.    Pedalearemos por  caminos  hasta adentrarnos en la sierra y más tarde por pistas, en cuyo recorrido pasaremos por la localidad de Serra  antes de llegar al punto más alto de la ruta, el alto de L’Oronet. 

Sigue leyendo la planificación de la ruta

Calderona, 26 de Septiembre de 2015

Después de la magnífica ruta realizada el pasado sábado por la  Sierra de Picassent, ¡El Perro Verde BTT vuelve a la Sierra Calderona!

Será una ruta no demasiado larga en distancia pero con un desnivel de 900 metros.  El recorrido  tendrá su inicio en Porta Coeli, aunque  aquellos que lo deseen podrán hacer el calentamiento pedaleando desde la estación de metro de Bétera. Pedalearemos por pistas hasta  la Fuente de Potrillos, para más tarde dirigirnos en dirección al Castillo de Serra, pasando por las localidades de Náquera y Serra; desde esta última iniciaremos   el regreso tomando   nuevamente dirección a  la Fuente de Potrillos y Porta Coeli.

Para descargar  el track, pincha aquí

*Punto de partida y hora:   Hay varias opciones:  Podemos quedar en  la estación de Plaza de España de Metrovalencia,  (dentro de la estación, junto a las canceladoras), a las  7’30 h., desde donde  tomaremos el tren que pasará a las 7’41 h. y que llegará a Bétera a las 8’10 h..

o podemos estar en la estación de Bétera a las 08’10 h.

También podemos acudir directamente a la zona recreativa de Porta Coeli,   desde donde dará comienzo la ruta  a las 08’30 h.

*Almuerzo:  En esta ocasión, tomaremos el almuerzo en un bar por determinar de la localidad de Serra,  alrededor de las 10’00/10’30h. *Hora estimada de regreso: Esperamos estar de vuelta en Porta Coeli alrededor de las 13’00/13’15 h. Mira la predicción meteorológica
No podemos mostrar la previsión meteorológica para Serra del día 26 de septiembre de 2015 porque ya ha pasado.

¡Esta manada no para!

     

Las tres fuentes de la Calderona

Aunque ya estemos en octubre, Valencia no se ha librado de su sofocante calor. Pero no exageremos… Ya es un buen momento para volver a afrontar las cuestas del lugar que vio nacer a El Perro Verde BTT: la sierra de La Calderona.

Empieza el día a despuntar
Empieza el día a despuntar

Llegamos al aparcamiento que hay pasado el sanatorio de Porta Coeli poco después de despuntar el día. Tras los reencuentros y comprobar el buen funcionamiento de las bicicletas tomamos el camino en dirección al mirador de la Font de l’Abella. Hoy tenemos nuestros ilustres invitados y amigos del club BTT Argilaga, así que hay que quedar bien. Y al igual que cuando te haces una foto siempre intentas meter tripa y parecer un poco más alto, cuando vienen invitados hay que demostrar que se sube sin esfuerzo y que cualquier trialera, por pedregosa y técnica que sea, es el pan nuestro de cada día. Sin embargo, yo, que habré dormido cuatro horas, creo que voy a ir el último toda la mañana.

A lomos de gigantes
A lomos de gigantes

El primer imprevisto de la jornada se presenta cuando xuso tiene un reventón por llantazo poco después de pasar la fuente, camino del mirador. Mientras los más manitas cambiaban la cámara intenté ponerme en contacto con el walkie con el resto del grupo que ya iba por delante. Desgraciadamente la pista se curvaba y no tenía alcance para hablar, así que tiré hacia adelante para que siguiesen haciendo camino hasta el mirador sin preocuparse.

Los últimos metros hasta el mirador tienen una pendiente algo mayor pero nada que no se haga subiendo dos coronas. Al poco de llegar yo llegó el resto. Xuso no sólo tuvo un pinchazo sino que un pequeño traspiés con las calas mal reguladas le hizo caer prácticamente parado. Afortunadamente fue sólo un pequeño rascón en la pantorrilla.

Foto de grupo en el mirador de l'Abella
Foto de grupo en el mirador de l’Abella

Tras el montón de fotos en el mirador ponemos la mente en el siguiente objetivo, la Font del Poll. Una Pequeña pero intensa bajada por el mismo camino que hemos subido y en 800 metros nos desviaremos a la izquierda del camino en una corta rampa que exige poner el plato pequeño con tiempo. Al subirla nos espera la pista del Camino del Campillo, con una subida más suave que durante los primeros kilómetros de la ruta y en muy buen estado. La calderona los fines de semana se convierte en un trasiego constante de ciclistas, senderistas y trail runners, por lo que hay que ir siempre pendiente y nunca dejarse llevar en las bajadas.

Rafa Destroyer
Rafa Destroyer

Necesitaba parar y descansar un momento, pero parar en una pista sin demasiadas complicaciones es un poco triste… ¡Pero si vas en cabeza hay un remedio universal! Simplemente sacas la cámara de fotos y con la excusa de retratar al grupo en marcha tienes cerca de un minuto de breve pero reconfortante pausa.

La fuente es el lugar idóneo para rellenar los bidones, comer unos dátiles o una barrita de cereales y, en verano, poner directamente la cabeza bajo el chorro… El problema es que cuanto más calor hace, menos agua trae la fuente. Nunca hay que fiarse.

Si supierais lo que ha llegado a hacer con esa bici, alucinabais

Jorge, dándome un chute de optimismo

El camino hasta Masía Tristán y el pico con el refugio es bastante largo y los últimos metros —como siempre que se llega a un «refugio en la cima»— son algo complicados, pero nada que no se pueda subir con un poco de paciencia. Coincidimos durante un largo trecho con otro grupo de bikers que se notaba que jugaban en otra liga distinta a la nuestra. Aunque nosotros vayamos siempre a buen ritmo y sin demasiadas pausas, ellos parecía que estaban dándolo todo, como si estuvieran continuamente disputándose el podio a trecientos metros de la meta. Jorge, una bestia de los pedales, y yo, que hago lo que buenamente puedo, tratamos de seguir su ritmo e incluso adelantarlos. No contaba yo con la rampa que venía por delante. Él los fundió con su bici de carbono. Yo, con mi mastodonte de 18 kilos me quedé atrás, pero oí como les decía al llegar: «Si supierais lo que ha llegado a hacer con esa bici, alucinabais» Llegué detras de ellos, pero con un sentimiento de satisfacción gigante.

¡Y después de esto, a subir más cuestas!
¡Y después de esto, a subir más cuestas!

El otro grupo tiró por su camino y nosotros subimos ya juntos por el camino del refugio a almorzar. Las vistas a 800 metros de altitud son espectaculares. Disfrutando del sol otoñal y de los bocadillos y la cerveza, estos momentos hacen olvidar el cansancio y los madrugones de las salidas en bici. En el horizonte se podía ver un paso en la cordillera, plagado de aerogeneradores. Aunque todos diesen soluciones distintas (El Ragudo, Barracas o incluso Javalambre), para estar en lo cierto sólo hacía falta subir al pequeño mirador que teníamos al lado, donde un panel indicaba a qué correspondía cada montaña de nuestro alrededor.

Tras el almuerzo, de nuevo en marcha
Tras el almuerzo, de nuevo en marcha

Ya saciados continuamos la marcha, con un espectacular descenso hasta el Barranco de la Sepultura y posterior ascenso a Masía Tristán. Continuamos por pistas hasta nuestra visita a la Font del Berro. Nuestra última prueba fue pasar por una senda muy estrecha en la que la vegetación, bastante tupida, no dejaba pasar con facilidad. Entre los arañazos en los brazos, las ramas entre las ruedas y los pedales y las ramas que podían tocar las manetas de los frenos no te quedaban sentidos suficientes para estar atento también a las piedras y raíces en el camino.

Últimas pistas del día
Últimas pistas del día

Los últimos metros fueron más bien de paseo hasta llegar de nuevo al punto de partida. Algunos decidieron rematar el día volviendo a Valencia en bici. Parece que con 42 kilómetros de ruta y 1600 metros de desnivel acumulado no han tenido bastante. Lo que está claro es que la ruta es exigente a nivel físico, no tanto a nivel técnico. Tiene unas vistas espectaculares, muy cerca de Valencia y se puede llegar en metro. Perfecta para los que están descubriendo el BTT y quieren retos para poner a prueba su resistencia, pero sin jugársela demasiado en trialeras o sendas que puede que no estén aún a su alcance.

Sigue leyendo la crónica

Calderona, 11 de octubre de 2014

El próximo sábado, El Perro Verde BTT volverá a rodar por la Sierra de La Calderona. La ruta consta de 42,4 kilómetros y un desnivel de 1 100 metros y comenzará desde el parking de Porta Coeli.

En primer lugar nos dirigiremos hacia la Font de l’Abella y su mirador, para posteriormente dirigirnos hacia la Font del Poll. Continuaremos nuestro recorrido en dirección a la Masía de Tristán, y una vez hayamos bajado, seguiremos en dirección a la Font del Berro. Superada ésta, y antes de coronar, nos desviaremos por una pequeña senda que nos conducirá muy cerca del mirador de l’Abella. Finalmente nos dirigiremos hacia el punto de partida por caminos y sendas y daremos por concluida la ruta.

Sigue leyendo la planificación de la ruta

Porta Coeli, 13 de septiembre de 2014

El próximo sábado, El Perro Verde BTT volverá a recorrer el Barranco del Carraixet en dirección a Porta Coeli, paraje que se ubica en el municipio de Serra, aunque la población más cercana a él es Náquera. También es una de las puertas de entrada a la Sierra de la Calderona. La ruta es incómoda en algunos tramos debido a la grava y a la superficie irregular del barranco. Una vez en Porta Coeli, quien lo desee podrá acometer alguno de los ascensos que desde allí se pueden iniciar. La vuelta la realizaremos por el mismo recorrido. Sigue leyendo la planificación de la ruta

Baja Calderona, 1 de marzo de 2014

Tras el interesante recorrido por las sendas del pasado sábado en las inmediaciones de Monserrat, para nuestra próxima ruta… ¡Más sendas!

En ésta ocasión será un circuito por la Baja Calderona, con un recorrido por sendas de 26 kilómetros, y un total de 42. Iniciaremos la ruta en Bétera, e iremos pedaleando hasta Porta Coeli, para desde allí girar a la izquierda y comenzar un circuito que nos llevará por la Baja Calderona y que estará repleto de sendas. Volveremos al punto de inicio y desde allí de nuevo a Bétera.

Sigue leyendo la planificación de la ruta

Calderona, Rebalsadors y dos maneras de llegar a Bétera

Otro sábado más El Perro Verde BTT nos aleja del ruido de la ciudad subidos en nuestras bicicletas, teniendo como destino la Serra Calderona.

Aunque la ruta oficialmente comienza en la estación del Trenet de Bétera, para no empezar el fin de semana —literalmente— bajo tierra, decidí ir al punto de encuentro pedaleando por el camino de Moncada, Masies y el Camino viejo de Bétera. El único punto en el que es necesario estar atento es al pasar la universidad en Moncada, pues hay que cruzar el paso subterráneo mediante el paso peatonal y no despistarse, puesto que la rampa de salida nos conduce de nuevo a Moncada.

En el mirador de Rebalsadors

Tras el reencuentro en la estación comienza la ruta. Para llegar a la sierra decidimos seguir la CV-331, que dispone de un carril bici segregado hasta pasar la base militar de Bétera. Cuando el carril se acaba tendremos que ir por la carretera, pero hay muy poco tráfico y durante la mayor parte del tiempo será más probable encontrar otros ciclistas que coches.

Tras dejar a nuestra derecha el Hospital de Porta Coeli y justo tras el kilómetro 6 de la carretera tomaremos la pista de la izquierda. Tardaremos bastante en volver a ver el asfalto. Aunque llevamos subiendo desde la salida de Bétera, es desde este momento donde será más patente. Tras un rato de pedaleo que nos servirá de toma de contacto, llegaremos a un cruce con una señal que nos indicará «Rebalsadors» y «Font del Berro» a la derecha. A partir de aquí comienza el reto a superar hoy. 12 kilómetros de subida prácticamente continua y un ascenso acumulado de 746 metros hasta Rebalsadors.

Se hace necesario tomar un respiro en el Waypoint llamado «Vistas de la sierra» y hacer un par de fotos mientras se recupera el resuello. Un grupo de senderistas nos indicó rutas, abrigos y miradores que se pueden explorar por la zona. Aunque el hambre ya hace acto de aparición, decidimos comer en la fuente del Poll, que aunque en teoría estaba a trescientos metros de nada se nos hizo tan largo como si hubiesen sido más de dos kilómetros.
Almuerzo improvisado

Tras comer de pie y sin cafés, pensando en la posibilidad de llevar una Nespresso y alimentarla con una dinamo, los más osados subimos hasta el mirador de Rebalsadors. Este es el único tramo con un firme que exige un poco de destreza, especialmente en los últimos metros. El resto de la ruta de hoy se puede hacer sin grandes problemas con una bicicleta híbrida.

El mirador también puede usarse como refugio, ya que hay una zona bajo techo que puede ser muy útil para guarecerse de una tormenta inesperada.

Ahora queda la parte más emocionante, pues bajaremos los 780 metros en los que se sitúa el mirador hasta los 300 de la Cartuja en 25 minutos. Pese a que la pista se encuentra en buen estado, sin grava y sin roderas, hay varias curvas en las que no debes confiarte o puede que acabes volando como Elliott, pero sin E.T. en la cesta.

Ya en la cartuja sólo queda deshacer lo hecho para volver a Bétera. Cuesta abajo, multitud de ciclistas, asfalto… Es entonces donde de forma inevitable mutamos de personas calmadas, tranquilas y responsables a bajar como si al llegar hubiese un podio y botellas de champán para que los ganadores las agiten y empapen a todo el mundo, logrando medias de 35 por hora y máximas de 45.

Tras llegar a la estación, Vicente Sanz y Rafa decidieron acompañarme pedaleando a Valencia por la CV-310, que lejos de lo peligrosa que me parecía en un principio, realmente tiene unos arcenes muy generosos y pudimos llegar a Valencia muy bien acompañados por otro grupo de ciclistas de carretera.

Recuento de bajas

No hubieron bajas, pero a Rebalsadors no subimos todos. ¡Hace falta entrenar más la resistencia!

Sigue leyendo la crónica